LA CAUSA DE TU DOLOR Y TU ENFERMEDAD FÍSICA ERES TÚ

Si, Tú. No el medio ambiente, los genes de tu madre, o la dieta basada en comida chatarra. Todo lo que ves en tu cuerpo que se manifiesta como una forma y/o fenómeno proviene de vibraciones al interior de tu cuerpo que incrementan bien sea la salud o la enfermedad.  Lo que sentimos emocionalmente se coordina con nuestro estado bioquímico, celular y psicológico a lo largo de toda nuestra vida. En otras palabras, la causa de todas las enfermedades no es nada tangible. Nuestra visión de la vida y cómo nos sentimos sobre nosotros mismos puede ser la señal mas relevante para determinar nuestro estado de salud.

muchas personas están familiarizadas con el hecho de que las el estrés emocional puede llevar a problemas digestivos, síndrome del colon irritable, tensión y dolores de cabeza, pero podrían no ser consientes de que tambien puede causar otras enfermedades  físicas como cáncer, enfermedad cardiovascular,  e inclusive síntomas de dolores crónicos severos.

Mas sutilmente, se podrían desarrollar síntomas psicosomáticos o síntomas relacionados con el estrés originados en problemas emocionales. Esos no son descubrimientos nuevos; los investigadores han estudiado la relación estrecha entre mente y cuerpo por varias décadas debido a la gran importancia de este vinculo.

los investigadores alrededor del mundo están integrando lentamente investigaciones sobre cómo nuestro estado emocional y energético puede causar enfermedades o un buen estado de salud. Cómo nos conectamos emocionalmente con nuestro bienestar general puede ser el suplemento mas relevante que la comida, el ejercicio y la intervención médica (o tratamiento).

El Dolor es tanto físico como emocional, Pero la sanación Emocional puede eliminar el Dolor físico

El dólor por supuesto, es una experiencia tanto física como emocional. Existen conexiones neuronales directas a través de la base del cerebro y la médula espinal. los sistemas circulatorio y linfático también llevan neurotransmisores (hormonas y células inmunes) que encuentran receptores en el cerebro los cuales retroalimentan y modulan los vínculos entre el cerebro y el cuerpo. De esta manera, cada célula en el cuerpo está vinculada con el sistema nervioso y como tal, puede ser percibida y sentida,  si nos permitimos ser conscientes de este hecho psicobiológico.

Con la existencia de un dolor físico, existe un vinculo obvio entre la experiencia psicológica del dolor y la conciencia de una ubicación física en el cuerpo. El dolor parece provenir de un codo, o un dedo, o la cadera. Raramente, podemos sentir el dolor físico en aquel lugar aunque mayormente, pero no siempre, todo el procesamiento esta ocurriendo en el cerebro. las vías Neuronales, sanguíneas e inmunes entre el cerebro y el cuerpo están marcadas con información un lugar del cuerpo, comenzando en la espina dorsal, con marcaciones mas sucesivas sobre el tronco cerebral y el tálamo, cada uno añadiendo una capa de redundancia y complejidad, hasta que la experiencia se vuelve consiente e identificada mas allá como propia en las cortezas ínsula, parietal y motriz.  La maravilla del sistema nervioso radica en que aunque la conciencia de la sensación corporal es una creación de la complejidad cortical, sentimos en 3-D: el dolor en “mi” rodilla, como objeto externo en el espacio, etc.

Así pues, con este tipo de lógica, podemos volver las similitudes neuronales entre el dolor emocional y físico. Si la similitud no es sólo en el cerebro sino en el cuerpo, es perfectamente razonable preguntarse: ¿De dónde viene un dolor emocional ? Si realmente hay una economía de las redes de dolor, que incluye tanto el dolor físico como el emocional, y si el dolor físico tiene una ubicación en el cuerpo, entonces este sencillo silogismo conduce a la conclusión de que el dolor emocional debe tener una ubicación física en el cuerpo.

Los sentimientos de inseguridad ponen el corazón y la respiración fuera de sincronía y activan el sistema nervioso simpático, como si se tratara de una amenaza (ritmo cardíaco elevado y la presión arterial alta), y pueden crear una sensación de malestar en el pecho, e incluso dolor. Las personas que han sido afectadas por otros a menudo han retraído posturas abatidas, que son formas musculares de proteger el corazón y cerrarse de participar plenamente con los demás por miedo a ser herido de nuevo. Y la gente en las relaciones inseguras son más propensos a tener problemas cardiovasculares (y otros problemas de salud) que los que son más seguros.

La vibración es energía

Cada tipo de energía tiene una frecuencia vibratoria diferente. Por ejemplo, el agua tiene una, y cuando se convierte en hielo, tiene una vibración diferente. Cuando se convierte en vapor, la vibración cambia de nuevo. Las ondas de sonido tienen su propia frecuencia de vibración. De todos ellos, el pensamiento es la vibración más fuerte. La mayoría de nuestros pensamientos los convertimos en palabras – palabras Habladas – y estas palabras se convierten en acciones. Acción cuando se repite una y otra vez, hasta formar a nuestros hábitos, ¿no es así? Y nuestra propia naturaleza, nuestro carácter, es determinado por nuestros hábitos. Cada mañana que nos levantamos está determinado por nuestra naturaleza y carácter.

El genoma humano está lleno de al menos cuatro millones de interruptores de genes que residen en trozos de ADN que una vez fueron despedidos como “basura”, pero resulta que la llamada basura de ADN juega un papel crítico en el control del comportamiento de las células, órganos y otros tejidos . El descubrimiento, considerado un gran avance médico y científico, tiene enormes implicaciones para la salud humana y la conciencia, porque muchas enfermedades complejas parecen ser causadas ​​por pequeños cambios en cientos de interruptores de genes.}

los científicos profundizaron en la “basura” – partes del ADN que no son genes reales pero que contienen las instrucciones para las proteínas – y descubrieron un complejo sistema que controla los genes. Al menos 80 por ciento de este ADN es activo y necesario. Otro 15 a 17 por ciento tiene más altas funciones que los científicos todavía están decodificando.

El biofísico y biólogo molecular ruso  Pjotr ​​Garjajev y sus colegas también exploraron la conducta vibracional del ADN. La conclusión fue: “cromosomas vivos funcionan como computadoras holográficas  utilizando la radiación láser del ADN endógeno.” Esto significa que se las arreglaron, por ejemplo, para modular ciertos patrones de frecuencia hacia un rayo láser y con él influenciaron la frecuencia del ADN y por tanto la información genética misma. Puesto que la estructura básica de los pares alcalinos del ADN y del lenguaje (como se explicó anteriormente) son de la misma estructura, no fue necesaria una decodificación de ADN.

Esto explica, finalmente y científicamente por qué las afirmaciones, el entrenamiento autógeno, la hipnosis y similares pueden tener tales fuertes efectos sobre los seres humanos y sus cuerpos. Es totalmente normal y natural que nuestro ADN reaccione al lenguaje. Mientras que los investigadores occidentales cortan genes individuales de las hebras de ADN y los insertan en otra parte, los rusos trabajaron con entusiasmo en dispositivos que pueden influir en el metabolismo celular a través de frecuencias de radio y luz modulada definidosy así reparar defectos genéticos.

El dolor físico es una señal de advertencia de Trauma Emocional

A menudo, la función del dolor físico es advertir a una persona que todavía hay trabajo emocional por hacer, y también puede ser un signo de trauma no resuelto en el sistema nervioso. Incluso si uno ha entristecido y procesado el impacto emocional de un trauma, el sistema nervioso podría aún sin saberlo, estar en modo de supervivencia.

Maggie Phillips, autora de Reversión del dolor crónico, escribe: “asi  un trauma esté o no conectado con el evento o condición que originó su dolor, tener una condición de dolor crónico es traumatizante en sí misma.”

Cada parte del cuerpo tiene un lenguaje  en cuanto a lo que los órganos hacen, los músculos, los nervios, etc. Cuando una condición se presenta en el cuerpo en un área localizada, es para ayudarnos a descubrir lo que podríamos necesitar cambiar con el fin de mantener la “homeostasis “en nuestras emociones, razonamiento mental, y la vida espiritual.

Dependiendo de si estamos felices, tristes o enojados, tenemos sensaciones fisiológicas que se encuentran en diferentes zonas del cuerpo. Pasamos por alto esta realidad de un día para el otro (el famoso “bulto en el pecho” generado por la ansiedad, la sensación de calor que invade nuestra cara y nuestras mejillas particularmente cuando sentimos la vergüenza …), y no nos damos cuenta conscientemente de la ubicación de estas áreas del cuerpo activadas por nuestras emociones y cómo varían considerablemente dependiendo de la naturaleza de la emoción.

 

En un trabajo publicado en la revista de la Academia Nacional de Ciencias bajo el título: “mapas corporales de las emociones”, Científicos Finlandeses  por primera vez hicieron un mapa de las áreas asignadas del cuerpo que se activan de acuerdo a cada emoción (alegría, tristeza, ira, etc) . Los investigadores propusieron que las emociones representadas en el sistema somatosensorial son  mapas somatotópicos culturalmente universales. La percepción de estos cambios corporales emocionalmente desencadenados puede jugar un papel clave en la generación de emociones conscientemente sentidas.

Creemos que debemos estar enfermos primero, sufrir y luego tener tratamiento para Vivir

La estructura de poder que controla la industria de la enfermedad entiende estos conceptos muy bien. Es por ello que desde el momento en que nacemos, hasta el momento en que morimos, quieren controlar esta matriz de energía emocional. Desde la primera vacuna hasta la última dosis del medicamento en nuestros lechos de muerte (y todo lo demás), hemos sido condicionados a aceptar que los factores externos y los tratamientos de las enfermedades son los que pueden ayudar a controlar nuestro dolor y sufrimiento.

Esto es cierto hasta cierto punto, ya que somos guiados por un camino de creer que tenemos que sufrir y hay que experimentar el dolor de vivir, y a continuación, debe participar un mecanismo de adaptación al dolor en forma de medicamentos para seguir viviendo. Es sólo una de las razones por las que obtener una mayor esperanza de vida ha llegado a un costo enorme en la calidad de vida de nuestros mayores, para los que están sufriendo con más dolor y mayor discapacidad que nunca antes en los últimos 15 años de vida. lo qué controla el dolor es nuestro pensamiento y nuestra percepción de lo que sentimos.

Debido a que no se nos enseña la importancia y el poder del pensamiento, nunca hemos sido consientes del control de ellos, y como resultado de esto cuando las cosas desagradables entran en nuestra vida, no nos damos cuenta de la conexión entre el pensamiento-vibración y el efecto que tiene sobre nosotros. Los pensamientos edificantes nos permiten elevar nuestra conciencia y sensibilización; Mientras que los pensamientos negativos tienden a arrastrarnos al suelo

No debería ser ninguna sorpresa para nadie que cada parte de nuestro cuerpo físico vibra a una frecuencia precisa. Pensamientos que no están en armonía o en “sincronía” con nuestro cuerpo causan impedimentos para nuestra salud. Todos los órganos, todos los tejidos, membranas, las glándulas, células, vibran en frecuencias precisas en un cuerpo sano. Todos los pensamientos positivos, inspiradores, de amor y amabilidad están en armonía con esas vibraciones físicas y ayudan a seguir para mantener el cuerpo en perfecto estado de salud, con la circulación de la sangre que va a todas las partes necesarias del cuerpo, con la digestión funcionando perfectamente y el cuerpo capaz de eliminar correctamente y fácilmente las toxinas y los desechos, permitiendo también un sueño reparador adecuado para el cuerpo.

Unidad y Armonía en el Interior

Para cada efecto hay una causa, por lo que cuando hay suficiente intención humana y energía hacia la salud, el amor y el respeto hacia nosotros mismos y de nuestro planeta, podremos crear un mundo mejor y una vida mejor para todos los habitantes de la Tierra.

Comienza por amarte a ti mismo, lo que eres y el por qué estás aquí experimentando esta vida. No es una coincidencia. tu la diseñaste. Así que toma la responsabilidad de tu maravillosa creación. Si deseas cambiar tu experiencia, envía el mensaje y el universo responderá.

Para el ojo entrenado de un jardinero, el síntoma de hojas marchitas no es una enfermedad terrible. Él reconoce que el estado de deshidratación de estas hojas es solo una consecuencia directa del alimento retirado que necesitan con el fin de mantenerse a sí mismas y al resto de la planta. Debemos reconocer los síntomas del desequilibrio y la disfunción dentro de nosotros mismos antes de que tengan la oportunidad de producir la enfermedad.

La enfermedad es la ausencia de la salud … la oscuridad es la ausencia de luz. La salud no es la ausencia de enfermedad. La luz no es la ausencia de oscuridad.

 

 

Compartelo En:
Tagged with: , , , , , , , , , , , , , , ,